Día mundial de la hipertensión arterial

  

Nota escrita por Sonia Garnica T.- Docente del Instituto de Enfermería.

La presión arterial es la fuerza con que la sangre empuja contra las paredes de las arterias y capilares. Cuando ésta es demasiado alta y constante, nos encontramos frente a hipertensión arterial.

Ésta se cataloga como una enfermedad crónica controlable, que afecta tanto la calidad de vida como la expectativa de vida de las personas, atribuyéndosele la mayor carga de muertes en Chile, particularmente de la enfermedad cardiovascular, cerebrovascular y renal.

Consideramos como expresión normal del valor de presión arterial una cifra igual o inferior a 120/ 80 mmHg.

Entre los factores de riesgo para presentar Hipertensión arterial podemos encontrar:

-La alimentación con excesivo consumo de sal, rica en grasas saturadas y trans, bajo consumo de frutas y verduras.

-Inactividad física

-Consumo de tabaco y alcohol

-Sobrepeso y obesidad

-Antecedentes familiares de hipertensión en padres o hermanos.

-Edad mayor a 65 años

-Enfermedades concomitantes como diabetes, colesterol elevado, nefropatías.

Debemos considerar que la detección y diagnóstico de hipertensión arterial es un proceso rápido e indoloro y debe ser realizado por profesionales capacitados, con equipos validados y en condiciones ideales.

La presión arterial debe controlarse periódicamente y para ello hacer uso de las prestaciones de salud. El Examen de medicina preventivo es una evaluación voluntaria y gratuita que considera en el programa del adulto y adulto mayor la medición de la presión arterial desde los 15 años (Si es beneficiario de Fonasa, lo debe solicitar en el CESFAM en que está inscrito. Si es de Isapre, en la misma aseguradora.)

Para disminuir el riesgo de hipertensión arterial, es necesario adoptar hábitos de vida saludables, como, por ejemplo:

-realizar actividad física que sea de su agrado y con metas realizables que impliquen un gasto de energía, por ejemplo, caminatas rápidas, bicicleta, baile entretenido, etc. Hasta alcanzar la recomendación de 30 minutos diarios.

-mantener una dieta saludable que considere frutas y verduras.

-preferir preparaciones caseras y al comprar alimentos adquirir aquellos con menos sellos.

-incorporar el uso de hierbas aromáticas como orégano, tomillo, albahaca, para reducir la cantidad de sal en las preparaciones que por lo demás pueden ser cultivadas en casa.

Si usted ya es hipertenso, debe mantener las recomendaciones mencionadas sobre todo mantener una baja ingesta sodio, consumir sus medicamentos de forma diaria según la indicación de los profesionales de salud y asistir regularmente a sus controles de salud.

Publicado en Noticias Etiquetado con: , , ,